Networking Activo. Red social profesional.

Creada para conectar ideas. Diseñada para producir sinergias.

El plan de negocio II

Compartir



El plan de negocio II

“No quieren reflexionar sobre el asunto porque intuyen debilidades y están cegados por las ganas de ponerse en marcha. Creen que un buen montón de dólares o euros arregla cualquier laguna. Y se equivocan. Y se pondrán en marcha. Y, en realidad, estarán creando empresas con un basamento frágil, sin idea de negocio sólida debajo. No les auguramos el éxito. Y no podremos hacer nuestro trabajo de acompañamiento en esas fases de búsqueda de capital, porque no nos han vendido la idea. No les compramos la idea de negocio.

Buenas ideas de negocio son las que le han dado su solidez a un Google, o a un Skype. Los medios que emplearon para ponerlas en marcha pudieron ser mejores o peores, pero la idea era buena.

¿De dónde viene la confusión que hace que los emprendedores no trabajen la idea de negocio? Probablemente del idioma. Traduciendo del inglés el tan manido business plan tienden a pensar en plan de empresa, cuando deberían ir hacia el plan de negocio. Emprendedores: preparad planes de negocio. Trabajad la idea de negocio intensamente y hasta que no tengáis en ella una fe razonable no montéis el plan de negocio.

Y, luego, montad negocios. Mi recomendación es que evitéis, si es posible, que los negocios se conviertan en empresas demasiado rápido. Si podéis montar un negocio sin empresa, mucho mejor.

Dicho esto, ya estamos en claro: el Plan de Negocio debe contener, sin miedo e intensamente, la definición y la articulación en el espacio y en el tiempo de una idea de negocio y ser defendible ante cualquier stakeholder: un potencial inversor, un potencial financiador, un potencial socio, un potencial colaborador.

Ahora la plasmación en papel del Plan de Negocio es sencilla:
1. La idea de negocio. Un qué escrito en una línea, en seis o siete palabras.

-A la pregunta: ¿cuál es tu negocio? El emprendedor tiene que ser capaz de responder de
forma sencilla, clara y concreta.

-No nos pasemos de listos con respuestas muy generales, del tipo: "mi negocio son las células madre" o tan concretas que se quedan en la descripción de un proceso.

-Es recomendable una formulación del tipo: "la idea de negocio es X y la oportunidad está en hacer X de forma que Y".

2. Su articulación. Examinamos a continuación su viabilidad técnica, económica y financiera, y obtenemos conclusiones que nos aconsejan, o no, la puesta en marcha del proyecto empresarial. "Este negocio es la bomba", "esto no es rentable", "para que sea rentable hay que vender x unidades""son las frases que nos oiremos pronunciar. Y después plasmamos en el papel los procedimientos para convertir esa oportunidad de negocio en un proyecto empresarial.

De esta forma estamos preparados para presentarnos ante cualquiera y hablar de nuestro proyecto. Con una idea de negocio buena y unos números adecuados todo se puede vender. Se quejan a menudo los emprendedores de que no consiguen socios. En mi opinión, lo dicho en este primer artículo respondería a esas quejas. Trabajad la idea de negocio y el plan consiguiente. Lo demás, el mercado y sus agentes se encargan de que suceda.
Bruno R. Zazo
(Socio Director de Berchmann Capital)
Diciembre de 2007

[1] Sugiero la lectura del libro Un adiós a la empresa. Aprendiendo a hacer negocios de J.F. PíREZ-ORIVE, Editorial Pirámide, Madrid, 2004.

[2] También recomiendo la lectura del Libro negro del emprendedor. No digas que nunca te lo advirtieron de FERNANDO TRíAS DE BES, Empresa Activa, Ediciones Urano, Barcelona 2007. En él se nos insta a no confundir la idea de negocio con el motivo por el cuál se emprende. En nuestro caso, la idea de negocio sería la cumbre. El motivo por el cuál se quiere llegar a ella, el impulso, puede provenir de muchas fuentes: el espíritu deportivo, el afán de notoriedad, el cumplir una promesa realizada a un ser querido, etc. Hace en su libro un interesante análisis de los lamentables motivos del emprendedor.”

Berchmann Capital
Se dedica al asesoramiento corporativo financiero a empresas y emprendedores. Lo forman Bernardo Camilo Zazo y Bruno Ricardo Zazo.

Bernardo es Licenciado en Ciencias Empresariales por ICADE y ha sido consultor del área financiera de Accenture, participando en importantes proyectos en el sector bancario.

Bruno es Licenciado en Derecho y Ciencias Empresariales por ICADE y tiene estudios de Filosofía por la UNED y la Universidad Pontificia de Comillas y de Teología por la Facultad de San Dámaso. Ha trabajado en Salomón Smith Barney en Londres, CS Corporate Advisors en Barcelona y Ambers&Co en Madrid.

Berchmann presta servicios de asesoramiento en:

-Fusiones y adquisiciones
-Financiación de proyectos
-Refinanciaciones
-Valoración de empresas y proyectos
-Identificación de oportunidades de negocio
-Elaboración y revisión de planes de negocio
-Asesoramiento estratégico-financiero corporativo continuado a empresas

El equipo de Berchmann ha participado en importantes operaciones corporativas, entre las que se pueden mencionar:

-La emisión de bonos de Syngenta por valor de €1,150 millones de euros.
-El asesoramiento financiero a Construcciones Riera.
-El asesoramiento a Agrofert en la subasta por los activos petroquímicos del gobierno checo (que finalmente ganó, por €361 millones de euros).
-La adquisición de The Wok por Grupo VIPS (asesoramos a The Wok).
-La entrada en el accionariado de Rodman por parte del fondo de capital riesgo 3i (asesoramos a Rodman).
-La desinversión de un 25% en Thinking Heads por Clave Mayor (asesoramos a Thinking Heads y Clave Mayor).
-La venta de un 60% de Econta (gestión contable online) a BBVA (asesoramos a Econta).

Actualmente trabaja en 10 operaciones corporativas.

*Puedes saber más sobre la revista en papel Networking Activo o descargarte la versión online del nº 1 sin coste, aquí.

No hay comentarios »

deja uno